Todos conocemos las hierbas aromáticas, las especias y los aromas que comúnmente se utilizan en la cocina. A menudo las costumbres familiares y las tradiciones locales hacen que se utilicen casi siempre las mismas flores, bulbos, raíces y cortezas, pero hacen, eso si, que sean indispensables en cualquier receta. Ajo, alcaparras, guindilla, piñones, charlota … son, podríamos considerar, los aromas más comunes.