La mantequilla es la grasa animal más importante.

La mantequilla se obtiene de la elaboración de la nata de la leche. Una buena mantquilla debe tener un color amarillento pálido, tono que varía según la estación del año (en verano las vacas están alimentadas con hierva fresca por lo que el color es claro y en el invierno con hierva seca que le dará más color). Tiene un olor aromático, agradable, dulce. Expuesta al calor, se funde formando un líquido oleoso amarillento. Si al freirlo salta mucho significa que tiene agua. Se conserva en el frigorífico envuelta en papel.

Además de cocida, se puede usar cruda para condimentar platos de pasta y arroz o para completar salsas y mezclas."