La piadina o pie pijda, pieda en dialecto, es un pan plano elaborado con harina de trigo, típica de la región de Romagna, en el área que va desde Ravena hasta Cattolica (al sur de Rimini. Debe su nombre a la tabla donde se extiende, la pladena. Su origen es muy antiguo e incierto: Según algunos deriva de una especie de pan ácimo hebraico cocinado ya en el 1200 a.C. sobre placas de loza (esto) colocadas sobre brasas. Según otros deriva de las fogacce latinas. En la Edad Media y en el Renacimiento llegó a ser un alimento muy común entre los campesinos, sobre todo durante el período más intenso y fatigoso de trabajo. Era una comida pobre pero saciante.

En los tiempos de la Segunda Guerra Mundial en Italia, debido a la dificultad de conseguir alimentos básicos y el hecho de que los campesinos tenían a mano harina y hortalizas, la piadina fue sustituyendo al pan. Por su alto poder nutritivo, facilidad de elaboración y variedad de combinaciones, la piadina ya no se come solo en Romagna sino en el resto de Italia y también en el extranjero. La piadina se puede comer doblada o enrollada, rellena de queso stracchino, rúcola y Jamón di Parma (la más típica) y que propone Pasta y Pizza Grossi en el spuntino; de verduras salteadas; de tomate y mozzarella; de cuatro quesos, etc etc. Pellegrino Artusi, el gran gastrónomo italiano del siglo XVIII, recogió la receta original: una mezcla de harina, sal, agua y manteca de cerdo. La masa se deja reposar. Después se extiende con el rodillo formando discos sutiles que se cuecen sobre la plancha muy caliente. Durante la cocción se debe pinchar con un tenedor para que no se inflen.

En nuestra tienda puede encontrarla y rellenarla como usted quiera. La versión dulce, o sea con Nutella extendida, es una delicia.