Pomodorino del piennolo del Vesuvio D.O.P (Tomates del Pienndo del Vesubio D.O.P)

El Lycopersicon escullentum es uno de los productos más típicos y antiguos de la agricultura campana, tanto es así que se representa en los Belenes tradicionales napolitanos. Se cultiva de modo tradicional que  prevé el uso de estacas con hilo de hierro para que sus ramas no toquen el suelo y reciban uniformemente los rayos de sol. Los tomatitos de unos 25 a 30 gr, presentan un pequeño pico en la parte inferior, su piel es carnosa, su pulpa compacta, su color rojo vivo, "ardiente" (porque según algunos sus raíces se nutren de la lava viva del Vesubio), su gusto dulce-ácido con fondo amargo debido a la concentración de azúcares y sales minerales. Es rico en vitaminas A y C, en sales minerales como el calcio, fósforo y potasio y en licopenos. Ayuda al correcto funcionamiento del corazón y músculos. Se recogen en los meses de julio y agosto. Dispuestos sobre una cuerda de cáñamo se atan en círculo, para componer un gran racimo que pende (piennolo) y se deja secar, naturalmente, a la fresca y salada brisa del Tirreno para conservarlos hasta la primavera siguiente, época de cultivo.

Pacchetella

Es una de las conservas mas típicas del Parque Nacional del Vesubio. Consiste en cortar en filetes los tomatitos “Piennolo” meterlos manualmente en el tarro de cristal con un poco de sal y pasteurizarlos. Una salsa hecha con la Pacchetella en un poco de cebolla pochada en aceite extra virgen de oliva combina exquisitamente con la pasta, y platos de moluscos (almejas) y mariscos. Da en toque inconfundible a la pizza, a las “bruschette”...