Prosciutto di parma

El jamón de Parma tiene muchas razones para ser considerado el rey. Es fruto de antiguas tradiciones y experiencias maduradas durante siglos, por inteligentes y empíricas observaciones.

Es apreciado en todo el mundo por su bajo contenido en sal, el sabor delicado y fragante caracterizado por la dulzura y aroma; características relacionadas al clima seco y ligeramente ventilado de las colinas y valles donde se produce.

Tiene forma de pera con piel clara, al corte presenta tejido suave, de color rosa uniforme y, sobre todo, aroma y gusto agradable y delicado.

Los cerdos requeridos, deben otorgar una carne dotada de especiales características de consistencia y madurez que las proporcionan una determinada raza, la alimentación, la edad (entre 11 y 14 meses) y el peso no inferior a 160kg. para evitar la acumulación de grasa. Su producción está controlada por el Consorcio.

Es aconsejado por los médicos en dietas tanto para niños como para jóvenes y ancianos por su buena digeribilidad y facilidad de asimilación. 100gr contienen 325calorias, 27gr. de proteínas, 23gr. de grasa y 0gr. de glúcidos.