Los preciosos polvos y los picantes pigmentos que de otros mundos llega a nuestros lugares y vienen pagados a precio de oro. (crónica veneciana del S. XIII)

Las especias no sólo se usan para mejorar el sabor de las comidas o conservar los alimentos, sino que son elementos valiosos para remediar enfermedades.

Entre 1600 y 1700 nacieron las grandes compañías comerciales que operaban en oriente, África, América importaban estas mercancías tan exquisitas a Holanda, Bélgica, Francia, Inglaterra, España y Suiza. Estas rutas se las conoce como (La vía de las especias).

Olores dorados, aromas penetrantes, perfumes exóticos: Son los polvos preciosos que nos llegan de tierras lejanas para regalarnos gustos particulares, efectos beneficiosos tanto para el cuerpo como para la mente."