Probablemente el tiramisú es, en la actualidad, el postre italiano más conocido en el mundo. Su popularidad se debe a su difusión desde la zona de Venecia. Otras voces localizan su origen en la Toscana.