Vini Vesuviani Sorrentino: vinos vesuvianos Sorrentino

El vino vesusviano tiene unos orígenes muy antiguos. Los griegos plantaron en las faldas del Vesuvio la vid Aminea Gemella progenitora de todas las vides locales y que según Linore, Columella es la actual Greco del Vesuvio. La historia de estos vinos llega a su esplendor con el imperio romano que plantara las vides que darán vida al Lacryma Christi.

Otras variedades autóctonas: Caprettone, Aglianico, Falanghina, Piedirosso y Catalanesca hacen que en este suelo volcánico el cultivo de las uvas, las terrazas, la orientación, la exposición solar, la poda etc. den como máxima expresión estos vinos, Sorrentino Vesuvio.

Leyenda: “Lucifer, ángel del mal, expulsado del Paraiso consiguió robar un trozo que se lo llevo consigo a la tierra, ésto poco del Eden formo el golfo de Napoles. Dolorido este por esta pérdida, Jesucristo empezó a llorar derramando sus lágrimas justo, allí, en el Vesuvio; de estas suaves lágrimas nacieron las vides con uvas de sabor angelical” Lacryma Christi.