Vino Falerno del Massico

Vino  de Caserta “Terra di Lavoro”

Esta zona llana, a veces colinosa, entre los ríos Liri y Volturno de origen volcánico es la cuna de grandes vinos ya desde la antigüedad. Este doc “ante litteram” ya lo transportaban en ánforas los romanos que lo consideraban terapéutico. Fue tan apreciado que su nombre se utilizaba en poesía. Lo citaron Plinio, Orazio, Virgilio…

El Falerno mas notable era el tinto, de color intenso y concentrado que la leyenda dice que sus orígenes estaba en la sangre de Jupiter.

Se produce con uvas Aglianico cultivadas en esta zona, al menos, desde el s. VII a.c.

Su color es rojo rubí, su aroma intenso recuerda a la violeta y a la amarena, su sabor es seco, cálido, robusto y armonioso. Tiene una graduación de unos 12,5‰ y se envejece en cubas de roble (mas de 2 años se puede considerar reserva)

Se sirve entre 16-18ºC acompañando platos con salsas de carne, carnes rojas, quesos curados, aves y otras carnes de caza.

Tambien el vino blanco es un vino antiguo citado en los textos de la escuela Medica Salernitana “vinum álbum Phalanginum”. El primer Falerno bianco se produjo con uva Falanghina. Tiene un color pajizo con reflejos verdes; el aroma es fresco y recuerda a la fruta fresca y a la vainilla, el sabor es seco, armonioso y agradable. Su graduación viene a ser de 11‰. Se sirve entre los 8-10ºC para acompañar mejillones, spaghetti con almejas, anguila al horno…

Otro Falerno bianco es el elaborado con uvas Greco. Este posee un color amarillo con reflejos dorados, aroma intenso y persistente, que recuerda a la ciruela verde y a la pera, su sabor es armónico, tenue y seco. Acompaña a los platos de mariscos, crustáceos, mozzarella, lubina al horno. Se sirve entre 8-10ºC.