La mostarda es una especialidad gastronómica típica de Italia de Norte y Toscana.

Permite exaltar los sabores con originalidad y llevar color  y gusto a la mesa.

Hay muchos tipos de mostarda según su lugar de procedencia: De Vicenza, Mantova, Cremona, Voghera, Piemonte, Veneto, Forlí, Calabria, Puglia, todas ellas hechas con frutas(peladas o no) candidas.

Sus materias primas(pera, albaricoque, melocotón, cereza, mandarina, higo, cedro, membrillo, ciruela, piña, melón, almendra..) seleccionadas y recogidas en su justo punto de maduración, después de candidas se sumergen en un jarabe aromatizado con jengibre que otorga el original sabor dulce-picante o mosto fermentado de uva.

Ahora  se encuentran también de hortalizas: Calabaza, pimiento, cebolla…

Combinan extraordinariamente con queso fresco (Ricotta, Mozzarella),Gorgonzola y con carne(sobre todo de cerdo) y foiè.

La mostarda cremonese es la más famosa. Se conoce desde el 1397cuando,según la leyenda ,a un pinche de cocina se le cayó un melón en un barril con  miel. Esta asociación de sabores fue fundamental para la sucesiva evolución del producto.

Giuseppe Verdi envió a unos amigos la mostarda  con una nota”¿Qué se puede encontrar de bello en Cremona?:Los turrones, la mostarda y el Torrazzo” (torre campanario de la catedral).