Es un embutido de carne magra picada de cerdo con grasa añadida, salada y condimentada con especias o hiervas aromáticas. La carne por lo general es de cerdo pero se puede encontrar mezclada con la de otros animales: Cabra, oveja, caballo, burro, oca, jabalí. La grasa siempre es de cerdo. Se embucha en tripa natural o artificial con una longitud de 10 a 60 cm  y un diámetro entre 3 ó 20 cm. Los aromas,  el grosor del picado, el tipo de carne y de tripa, la curación y la localidad donde se produce, dan el nombre a los diferentes tipos de  salami. Se puede comer crudo y loncheado después de una conveniente curación.