En 1930 Francesco Illy inventa la cafetera que utiliza el aire comprimido. En 1945 Achille Gaggia inventa la máquina expré de pistones. Todas ellas para conseguir un método de infusión para que en una sola taza se concentre la mayor calidad de sabor y cuerpo sin que se vuelva por la rapidez amargo o rancio.