Vino PROSECO es un vino D.O.C. de tradición muy antigua espumoso de color amarillo pajizo, con cuerpo moderado y un exclusivo perfume afrutado y floral. Se produce sobre todo en la región del Treviso.
Los métodos utilizados en la elaboración del vino espumoso son: o Charmat: la burbuja viene creada en la segunda fermentación bajo presión controlada en recipiente grande. o Champenoise: clásico de fermentación en la botella. Ambos son originarios en Champagne (Francia) En el método Charmat se separan las levaduras del vino mediante centrifugación en contenedores de vidrio, de ahí el perlaje constante y la homogeneidad de las pequeñas burbujas del Prosecco que estalla en el paladar en plenitud aromática cuando se cata. Prosecco Brut es el más moderno en perfumes cítricos, con fina aguja asegura la presencia del sabor y limpieza en el paladar. Se toma a 7-9ºC. Combina bien con “antipasti” de pescado o verduras, primeros de marisco y platos de pescado al horno.
Prosecco Extra Dry es el clásico, combina aromas variados y un toque salado por las burbujas. Fresco, con aromas a fruta variada y toque floral en la boca es suave y seco. Óptimo como aperitivo servido a 8-10ºC. Acompaña sopas, cremas de legumbres, mariscos, pastas con salsas de carne, queso fresco, carnes blancas...
Cóctel Poinsetta para las “fiestas locas” o noches de verano. 4/10 partes de Prosecco, 2/10 partes de Vodka y 4/10 de zumo de arándanos. Vierte la mezcla en una copa de Champagne. No se decora